5 MALOS HÁBITOS DE LOS FOTÓGRAFOS DE BODAS

Te voy a brindar 5 malos hábitos sobre el fotógrafo de bodas, que quizá desconozcas pero que los puedes estar llevando a cabo.

1. Utilizar Tu Cámara Sólo En Bodas

Este es uno de los malos hábitos más comunes del fotógrafo de bodas. Parece que a muchos la palabra boda les genera un boqueo para realizar otro tipo de fotografías.

Imagina al músico sólo usando sus instrumentos el día del concierto o al deportista faltando a los entrenamientos. Los músicos llegarían desfasados y los deportistas entorpecidos.

Lo mismo pasa con el fotógrafo de bodas, sino entrena y mantiene constancia en sus fotografías termina apagando el switch de la creatividad e imitando a sus colegas.

Así es, los fotógrafos de sociales vivimos de nuestra creatividad, la capacidad de observación, de meter un montón de elementos en un pequeño cuadro cada que hacemos clic en el botón de disparo de nuestras cámaras y la velocidad con la que estas imágenes mentales se conectan con nuestra cámara.

A menudo en los cursos que imparto me gusta preguntar que tan observadores se consideran, inclusive a personas ajenas a la fotografía a modo de sondeo, un 100% asegura ser muy observador, pero en la practica se van dando cuenta que les falta camino por recorrer, la causa probable por la que todos se consideran observadores, se debe a que piensan que mirar es un sinónimo de observar.

Ya lo saben, pierdan el miedo a disparar entre semana, por la plaza en un día festivo, viajes o situaciones que puedan presentarse en el día a día, verán que su velocidad de acomodar los planos en el encuadre va ser superior cada vez.

8674776905_475e61f6de_z

2. Llevar Tantas Cosas Como Si De Un Campamento Se Tratará

Tranquilo, no eres un wildlife photographer tampoco vas a la guerra, es una boda, no lo olvides. Debes sentirte cómodo y tranquilo. Recuerda que aunque estés por horas, el cuerpo lo resiente en la primera.

Es muy probable que hayas tomado tu curso de iluminación de una hora en lugar del de composición y quizá te hayas hecho “flashodependiente” -¡Eso no existe! – Bueno dependiente al flash y las luces. Que por ello temes viajar sin algún kit de iluminación.

Hay más de una forma de adquirir una buena exposición sin llevar tanta parafernalia. Ten un plan b y c aunque lo mejor es conocer el lugar con anterioridad.

Entre menos cosas lleves, más desapercibido pasarás, menos peso vas a cargar, más atento vas estar, menos tiempo vas quitar a los novios y más te concentrarás. ¡Vaya rimas! En fin recuerda que una parte del profesionaismo del fotógrafo de bodas es dejar que lo novios disfruten, quitarles una preocupación, no aumentarles otra.

14490803293_b1e1b5a2f9_z

3. Analizar Sólo Fotografías De Bodas

Este mal habito va un poco ligado al primero, no te encierres sólo en las bodas, parte de la innovación nace de otras áreas, no te enganche sólo en observar fotografías de bodas.

Mira los trabajos clásico de algunos fotógrafos consagrados, así como los trabajos recientes, adéntrate en la fotografía parte de lo general a lo particular no generalices particularidades muchas veces erróneas.

Mira paisajes, fotoperiodismo, deportes, trabajos donde el autor se expresa a través de sus fotografías e inclusive presta mucho atención al buen cine.

photo-1463527882365-18201e85a091

4. Comprar El Equipo Más Grande y Costoso

Llevar el equipo más monstruoso y costoso no te va hacer mejorar de la nada, por el contrario puedes encontrarte con una serie de problemas, es como llevar un auto de máxima velocidad en una zona con basten curvas y baches.

Puedes impresionar a cierto grupo de clientes, pero no a los más exigentes ni mucho menos a tus colegas avanzados.

No se trata del más costoso y el más grande sino del que se adecue a tu estilo de fotografía, mira que he visto a fotógrafos con cámaras nikon d800 y objetivos del tamaño de un balón de futbol americano, que no le sacan ni el 50% del rendimiento a su cámara y a fotógrafos con analógicas que se comen los eventos a fotografías derrochando calidad por todas las zonas que las mires.

15897031579_b89a2c0d50_z

5. Photoshop Es Mí Solución, ¡Amen!

Confiar en que los programas de edición pueden salvarte una pésima tarde, no es un buen habito, hay que eliminarlo en cuanto antes.

Este problema lo he notado mucho en los diseñadores gráficos que se han pasado a la fotografía. Tienen una necesidad constante por abrir el photoshop y pasarse horas corrigiendo su fotografías. El problema viene cuando tienes un reportaje de 400 fotografías e inclusive con 20 fotografías tienes para pasar horas detrás del monitor.

No te compliques, soluciona el 90% de una fotografías desde la cámara, recuerda que eres fotógrafo no transformador de fotografías.
.

7658225516_00cf277f83_z

Comments

comments